Territorio y patrimonio

Ver el vídeo en LSF: 

A lo largo de los siglos y dependiendo de la época, la región llamada El País de Grasse, se fue unificando como viguería, diócesis, distrito o cantón. Esta región impregna aún hoy la mentalidad de las poblaciones presentes en su territorio. Poblaciones que comparten una historia, una cultura, lazos familiares e intereses económicos comunes.

Grasse constituye el auténtico corazón de esta región al ser hoy en día capital de la parte occidental del departamento Alpes Marítimos y capital de la Provenza oriental. Así pues, la historia de esta región va de la mano de la historia de esta ciudad. Volvamos nuestra mirada unos siglos atrás para descubrir la evolución del País de Grasse. 
Ya en la Antigüedad una importante red de carreteras, desarrollada bajo el reinado de Cesar Augusto, reflejaba los intercambios entre Grasse y su territorio. Esta red jugaba entonces un papel esencial en la vida económica y política de la región.
En la Edad Media Grasse se convirtió en un auténtico punto de confluencia. La carretera que unía Fayence y Niza atravesaba la ciudad de este a oeste.
Por el sur, se accedía a las ciudades costeras de Cannes y Mandelieu y por el norte se llegaba a Séranon y a Castellane, dos lugares de peajes y ferias. 
Estas vías reflejaban también la vitalidad comercial de Grasse en aquella época y los intercambios con su territorio. Las bases del desarrollo económico de Grasse por aquel entonces eran los tejidos y el curtido de pieles. Después de ponersen de moda los guantes de cuero perfumados, los curtidores locales se especializaron en este tipo de guantería, pero durante la Revolución francesa los fuertes aranceles sobre las pieles llevaron al declive de esta actividad. Fue entonces cuando los maestros perfumeros se impusieron sobre los curtidores. Junto a esta nueva actividad y para favorecer su desarrollo se implantaron cultivos de flores por todo el territorio. En algunos lugares, los cultivos de plantas de perfumería ocuparon el lugar de los cultivos de subsistencia. En Grasse, Mouans-Sartoux, Auribeau-sur-Siagne, Peymeinade, La Roquette-sur-Siagne, Pégomas, se cultivó el jazmín, la tuberosa y la rosa; en el Alto País, Gourdon, Cipières, Escragnolles, se recolectó la lavanda fina. Además, con el estiércol de oveja, llamado migon y utilizado como abono, se cultivó también el jazmín. Por todas partes nacían violetas dobles, violetas Victoria, narcisos y jacintos a los pies de los olivos. Los cultivos de flores y la industria de la perfumería se desarrollaron rápidamente a partir del siglo XVIII convirtiéndose en la actividad principal de esta región hasta mediados del siglo XX. 
Gracias a los avances químicos e industriales, la industria local fue diversificando hacia la industria aromática, la cosmética y la química fina.
Después de haber vivido un auge importante, los cultivos de flores han desaparecido casi completamente a causa de la mundialización. Hoy en día la producción de la mimosa es la más importante.
El turismo empezó a desarrollarse desde finales del siglo XIX cuando las comunas del País de Grasse se convirtieron en conocidas estaciones de invierno y de verano. Su Clima, las fiestas locales, las artes, su gastronomía y la hotelería empezaron a aparecer vanagloriadas en las revistas promocionales. Algunas fábricas de perfume han ido abriendo al público, se han creado rutas en autocar, excursiones a Saint-Vallier-de-Thiey, a Cabris, a Gourdon, a Mouans-Sartoux, a Saint-Cézaire-sur-Siagne y a los Gorges du Loup. Jugadores y espectadores acuden al casino y al teatro de Grasse.
Durante la segunda mitad del siglo XX, el gran desarrollo del turismo de balnearios conllevó a varias modificaciones urbanas en las ciudades del litoral. En cambio, en el interior, lejos de la multitud de la costa, se desarrolló un turismo verde y cultural. Casas de pueblo, bastidas, masías, molinos, lavaderos, edificios religiosos, bancales, caminos, puentes, sepulturas neolíticas, los castillos llamados castellaras y otras maravillas geológicas son las grandes muestras del rico patrimonio que posee el País de Grasse. 
¡Por ello os invitamos a descubrirlas y a que las hagáis descubrir a través de nuestros circuitos temáticos!